El crecimiento de República Dominicana

Henry Polanco, es Abogado con maestría en Derecho y Relaciones Internacionales.

No soy un experto en economía, pero me llamo la curiosidad de la geopolítica que hoy se hace presente en la región, y la crisis política Dominicana, la cual aunque no afecta las élites políticas, nos deja de tener una relación con lo que está ocurriendo en la luchas del control del poder político de la región, casó específico, Panamá y República Dominicana.

Estos dos países son los que según el informe de la Comisión Económica Para América Latina ( CEPAL) ,tienen el liderazgo del crecimiento económico en América Latina y el Caribe, pero al mismo tiempo tienen mucho en común, Y por algo observamos lo ocurrido en Panamá, es posible que el panorama político en República Dominicana tendría que responder por justificar el crecimiento económico sólo en base al endeudamiento económico, y sobre la inversión extranjera, como modelo de economía de servicio,

En Panamá los últimos gobiernos que encabezaron el crecimiento económico panameño han terminado acusado del tráfico de lavado, Caso, Martinelli, y una corrupción rampante, con el soborno de Odebrecht, pero aún más Panamá genera unos de los paraísos fiscales más importantes de la región, y si ha eso le agregamos el pleno tráfico de drogas, cómo puente y consumo, es de concluir con la hipótesis, de que el crecimiento económico panameño está muy ligado a la práctica ilícita que suelen acarrear los escándalos más abominables en otros países.

El país caribeño, que liderará el crecimiento regional en 2019 , vive del turismo, la inversión extranjera directa y las remesas. Su fórmula incluye la entrega de grandes incentivos a las empresas foráneas para que se instalen en el país y un fomento del turismo que ha posicionado a Punta Cana, como uno de los mayores atractivos regionales.

Sin embargo en la misma tesitura panameña, observamos que en República Dominicana, el crecimiento económico está dando vueltas oscuras, ya que mientras alardeamos por mantener la famosa Macroeconomía como ha sido en los últimos gobiernos, no menos cierto es que la Corrupción, el lavado, y el tráfico de drogas han insidido notablemente en el crecimiento económico y nuestra Macroeconomía, guardando la diferencia de aún no hay consecuencias factibles en las redes de corrupción y de contaminación delictiva a lo interno de los gobiernos que han presidido el sufrido crecimiento económico

Sin embargo, República Dominicana sigue siendo un país altamente desigual, donde la pobreza alcanza cerca del 30% de la población.

Y otros problemas que afectan a la nación caribeña tienen que ver con su nivel de endeudamiento y los escándalos de corrupción que ha tenido que enfrentar en los últimos años, donde el más conocido es el de la empresa constructora Odebrecht.

Este dato es muy similar al panameño, son países en crecimiento con pobrezas extremas y desigualdades sociales, muy vulnerables, a lo que agregamos la crisis política que enfrentan a varios sectores sociales, divididos en tres bandos, los que está en el poder, los que quieren regresar al poder, y los que han permanecido fuera del poder por más de unas décadas y procuran que el panorama internacional los impulse al poder.

No basta sólo algunos ejemplos, si en nuestro país ocurre cualquier fenómeno natural de desastres, las calamidades son inminentes, y lo peor es que el Estado garantista que tenemos en nuestra constitución no aparece por ningún lado.

Sin embargo cuando un sector de gran incidencia privada se ve vulnerable, ante su incapacidad de competir, inmediatamente el Estado se encarga de protegerlo aunque esa protección implica el impago o concesión del Estado dominicano al concurso de las élites, y como dice el Refrán popular, más vale reír desde arriba, que joder con el de abajo «

En fin al cabo el crecimiento económico en República Dominicana se verifica la incertidumbre de la mano ilícita, por doquier, y la lisonjas para manipular a los ciudadanos.